lunes, 20 de junio de 2011

La liberación de la mujer

Hay días en que me cago en la liberación de la mujer. ¿Cómo será eso de quedarte en casa, recogiendo, limpiando, cocinando? Sin que nadie te presione o te infravalore o te saque de tus casillas. O te deje con cara de poker como a mí el otro día, cuando tuve que escuchar a mi jefe, delante de mi y de otros dos compañeros hombres, diciendo que se había comprado una almohada que le había costado 150 euros, que por ese dinero ya se la podía chupar y todo la dichosa almohada.
Olé la profesionalidad.
Por cosas así hay días en que me cago en la liberación de la mujer. ¿No nos habremos ahorcado nosotras mismas? Cuando comentas esto siempre sale alguien con lo de que si te quedas en casa no te realizas. Hay que joderse con de realizarse, sólo las mujeres lo tenemos que hacer, los hombres parece que ya nacen realizados.
Después de toda esta perorata, reconozco que no podría aguantar en casa más de una semana. Fijo.

6 comentarios:

yaves dijo...

tu jefe tiene la gracia en el culo..
bess

Silvia dijo...

yaves, ya te digo, es un faltoso.

Bss.

Key dijo...

Lo bueno de la emancipación es que si tu marido resulta ser un cenutrio, puedes divorciarte porque tienes tu propia pasta. Algo es algo jajajaja

Silvia dijo...

Key, sip, está claro que lo de valerte por tí misma es primordial, totalmente de acuerdo.

Bss.

M@r@ dijo...

NI tu ni nadaie aguantaría en esa casa.....Los hay machistas y luego está ese hombre...!!!En fin....la mujer en muchas ocasiones sigue todavia esclava,tanto de su cuerpo como de sus formas....
Vivan las mujeres!
un abrazooo!!

Silvia dijo...

M@r@, no sé si yo me he explicado mal o que he entendido mal tu comentario, pero no es que yo trabaje en una casa ni nada parecido. Yo trabajo en una oficina y lo que planteaba era si yo podría no trabajar y quedarme en casa, si alguien me mantuviera, claro...
Y vivan las mujeres, claro!! jeje.

Bss.