miércoles, 26 de marzo de 2008

Conversación

Conversación con mi compañera de piso ayer, mientras veíamos el capítulo repetido de House:

N: ¿Tú te das cuenta de que en algún momento nos vamos a morir?
Yo: Si.
N: ¿Pero tú eres realmente consciente?
Yo: Si, y sólo necesito pensar en ello durante cinco minutos para que me de la taquicardia y me tengas que llevar al Ramón y Cajal.
N: ¿Y entonces que hacemos aquí, por qué no estamos emborrachándonos y drogándonos por ahí?
Después de las risas correspondientes...
Yo: No creo que me fuera a sentir mucho más feliz haciendo eso.
N: Ya, pero es que estamos aquí perdiendo el tiempo, nos pasamos el día trabajando y de noche vegetando enfrente de la tele.
Yo: No me quedan energías para mucho más, la verdad.


Y enseguida cambiamos de tema, porque no me apetecía irme a la cama con esa sensación de estar tirando la vida a la basura.

Lo más común es tender a pensar que si no estás haciendo algo excitante, arriesgado y exclusivo a todas horas, no estás aprovechando a tope la vida. No estoy de acuerdo. Imagino que la felicidad es estar conforme con como vives tu vida y sentir al final, que no la has malgastado, pero creo que este objetivo se puede conseguir teniendo una vida "normal". Yo siento que he malgastado ciertos momentos de mi vida, o más bien que no los he aprovechado lo suficiente, pero no hecho de menos hacer puenting, viajar a sitios como Yemen, por ejemplo, o cosas así. Es todo más sencillo como disfrutar una buena peli, pasear por la ciudad con alguien mirando los edificios, nadar en la mar y cosas así. Hay veces en que esto se me olvida, que lo realmente valioso es lo sencillo, pero intento tenerlo presente.

9 comentarios:

Euphorbia dijo...

Tienes toda la razón (o más bien dicho, yo pienso lo mismo que tú).

Ahora que tengo a mi nene, la vida se ve de otra manera y un simple paseo por el parque puede ser un gran momento.

UnAngel dijo...

Hola Silvia
Me ha gustado mucho tu comentario. Quizás porque pienso al respecto como tu. Estoy harto de esos anuncios que te venden vidas plenas y excitantes haciendo cosas cada vez mas extravagantes y peligrosas.
Desde tu post reivindico la belleza de lo simple, el calor de lo mundano, la sabiduría que te da simplemente observar.
Hace tiempo escribí un texto que sintoniza con lo que has puesto, y que empezaba asi 'En el mundo hay Amor por doquier, pero es quedo, silencioso, huye de la prisa, y flirtea con la sencillez. ...'
Anhelar esas vidas 'tope excitantes' que nos quieren vender, al final acaban amargandonos. Por lo menos siendo curritos de 8 horas.
Sólo hay que aprender a mirar las mismas cosas con otros ojos.

Un beso.

P.D. Y para que quieres tu un cibernovio, con los problemas que dan (ciber y face to face) :-D

Angel dijo...

Las cosas más sencillas a veces son las más valiosas, y las que más ansía uno.

yaves dijo...

Yo disfruto de las cosas sencillas y también quiero hacer puenting..todo depende del punto de vista en que lo mires.
bessetes

Juan Rodríguez Millán dijo...

Los pequeños detalles, la vida está en los pequeños detalles...

Sobra decir que coincido contigo plenamente...

Beatriz dijo...

Tienes toda la razón, lo malo es que somos inconformistas, tenemos que ser menos competitivos, dejar de fijarnos en la vida de los demás y disfrutar de esos paseos que dices.
Saludos!

Silvia dijo...

euphorbia, pienso como tú, un paseo por el parque puede estar muy bien.

unangel, los que hacen los anuncios que tú comentas deben vivr en la luna, jeje.

angel, si, son las que más se ansían.

yaves, veo que tú te quedas con los dos aspectos, jaja, haces bien.

juan, lo importante son los pequeños detalles, tienes razón.

beatriz, si que a veces nos puede la competitividad, el mejor coche, la mejor casa, y todo ese rollo, y al final no lleva a ninguna parte...

Bss.

Jorge dijo...

La felicidad es un sentimiento absolutamente efimero, si fuesemos constantemente felices no tendriamos tiempo de notar ese sentimiento.

Saludos

Silvia dijo...

jorge, es cierto, lo importante es la comparación, y no se puede ser feliz todo el rato.

Bss.