lunes, 8 de octubre de 2007

Volar

Me encanta cuando un avión despega. Es una sensación genial cuando notas que te elevas. Antes tenía miedo a volar. En realidad, no era esto, sino que tenía miedo a lo desconocido (como me pasa casi siempre). Hasta Mayo de este año, nunca había montado en avión, porque me daba miedo. Pero llegó un momento que ya me harté de esta limitación, y allá que me atreví a montar. El primer vuelo, pues bueno, apenas lo disfruté, porque iba bastante nerviosa, aunque no lo pasé tan mal como me esperaba. Los siguientes vuelos ya fui yo sola, y fijándome en todo, y bueno, que me encanta volar... Ahora lo hago más o menos una vez al mes, si encuentro billetes asequibles (VIVA ESASYJET!!!). Ayer cuando llegué en avión a Madrid ya era de noche, pero la vez anterior, era justo cuando estaba oscureciendo y fue una gozada poder verlo desde allí arriba. Y un privilegio. En la película "Memorias de África", el protagonista (Robert Redford) lleva en su avión a la protagonista (Meryl Streep) por primera vez, y ella cuando le recuerda a él, piensa "me mostró el mundo a través de los ojos de dios".

6 comentarios:

yaves dijo...

muy bien el haberte quitado el miedo, asi se descubre cosas interesantes, a ver si me animo y hago puenting, ese es mi reto
bessos

Daky dijo...

como tú dices, el primero ni te enteras porque vas de los nervios, el segundo es algo mejor, y a partir del tercero.... como si nada.
un saludo

Angel dijo...

Uffffff, solo he volado una vez, y lo pase francamente mal, el despegue. En mi vida habia subido a un avion, y el momento en que se inclina hacia arriba ahhhh!!!!!! Unos sudores, unas cosas. Y luego las turbulencias, y luego el aterrizaje. No he vuelto a subir, no he tenido la ocasión, pero espero que la segunda vez sea mejor.

Silvia dijo...

yaves, joder lo del puenting como que me da un poco de cosa y eso, pero si a tí te apetece, pues a por ello!
daky, es verdad, cada vez se va disfrutando más.
angel, uffff las turbulencias son una putada, me tocó una vez con tormenta y no veas que miedo...

Mara dijo...

Pues a mi me da miedo volar! Creo que he visto demasiadas pelis de accidentes aéreos jejeje... pero esa frase de Memorias de Africa no tiene precio. En abril tuve la oportunidad de hacer un viaje con Vueling, en plan promocional, para presentar a los medios un nuevo avión que habían comprado a airbus y, como parte del viaje, partimos de Toulouse y sobrevolamos Londres al anochecer durante un buen rato. Fue maravilloso ver como nacía cada una de las estrellas. Después volvimos a Bcn. Repito. Fue maravilloso. Besitos wapa!

Silvia dijo...

Mara, que envidia, debió de estar fabuloso ese viaje!!